lunes, 23 de abril de 2012

No explanation

Los anti-kirchneristas se dedican a enumerar los males de que el Estado expropie. Los kirchneristas responden que la expropiación no traerá consecuencias negativas. Yo me sigo preguntando por qué se expropió. ¿Qué no estaba funcionando en la racionalidad maximizadora de beneficios del sector privado que la lógica estatal va a solucionar? Claramente, casi ninguno de los que están tan contentos con la medida tiene idea de sus costos y beneficios. Se trata de una cuestión emotiva. Y para reforzar eso nada mejor que las reacciones del gobierno español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada