martes, 19 de junio de 2012

¿Dónde está lo bueno?

Parece que a algunos no les gusta este blog porque todo lo que se escribe sobre el gobierno es negativo. Esto me llevó a considerar incluir más comentarios positivos, como para demostrar amplitud de vista. Me parece, sin embargo, que lo fundamental no pasa por equilibrar opiniones. Este blog no pretende presentar una evaluación global del gobierno, sino, como se indica en el encabezado, discutir con ciertos lugares comunes del progresismo. En general, todos los blogs políticos asumen una posición de ese tipo y la sostienen a lo largo del tiempo. Ello no implica que sus autores ignoren otros elementos de la realidad, sino que consideran que esos elementos no afectan esencialmente al punto de vista que se busca presentar. Lo pertinente, entonces, es evaluar la consistencia del punto de vista que se presenta, y no enojarse con la excusa fácil "solo ve lo malo, nunca lo bueno". Salvo, por supuesto, en aquellos casos donde se presenta una opinión que ignora ciertos elementos que la contradicen; pero eso es una caso de debilidad argumental, no de falta de amplitud o ecuanimidad.

En definitiva, un blog no es más que un espacio limitado donde uno sostiene un punto de vista también limitado. Si ese punto de vista es generalmente crítico del gobierno, es porque en los temas que se me presentan como más fundamentales, tengo pocas cosas buenas para escribir sobre el gobierno. Ello no implica negar aspectos positivos, sino insistir con una perspectiva según la cual lo más importante es reconocer ciertas deficiencias.

(Sin que esto modifique sustancialmente lo anterior, cabe agregar que han habido en este blog comentarios positivos sobre el gobierno, así como críticas a sectores opositores).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada