jueves, 13 de junio de 2013

Iqualilty of opportunity/outcome

En Estado Unidos suele hablarse del contraste entre "igualdad de oportunidades" e "igualdad de resultados". Igualdad de oportunidades es la idea de que una sociedad debe asegurar lo más posible que todos tengan las mismas oportunidades para lograr una vida materialmente próspera, pero tolerar las desigualdades que surjan en base al mérito, el trabajo y el talento individual. Igualdad de resultados es la idea de que la sociedad debe asegurar una relativa igualdad material entre las personas, más allá de sus trayectorias individuales.

Esta dicotomía suele utilizarse de forma tramposa. Los republicanos suelen acusar a Obama de orientar sus políticas según el principio de igualdad de resultados, el cual sería contrario a los valores estadounidenses. Ello es absurdo, puesto que no solo es un hecho que Estados Unidos es casi lo opuesto a un escenario de "igualdad de resultados", sino que está a años luz de uno de "igualdad de oportunidades". A su vez, lo que los republicanos impulsan bajo este principio no es más que un acérrimo libremercado que tiende a acentuar las desigualdades de origen.

En la Argentina, parecería prevalecer el principio de "igualdad de resultados". La idea en el gobierno y en las élites intelectuales parece ser que toda desigualdad de origen es injusta, que la misma condiciona injustamente nuestro futuro, y que por lo tanto la sociedad debe rectificar esa injusticia asegurando que todos tengamos un bienestar material relativamente similar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada