jueves, 27 de septiembre de 2012

Méritos y privilegios

Una corta, por si hace falta. Entrar a la Kennedy School de Harvard no es fácil; no al menos para la mayoría. Algunos serán hijos de familiar acomodadas y entrarán por los contactos del padre. Otros tienen que hacer una variedad de méritos (no vale la pena enumerarlos) para que un comité de admisión los elija entre cientos de personas. Eso me parece respetable. La idea de que "si vas a Harvard no podés hablar" implica igualar méritos con privilegios. Me parece mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada