miércoles, 10 de abril de 2013

Periodismo sacerdotal

En Argentina, la profesión más cercana al sacerdocio debe ser el periodismo. En ambos casos, pareciese que la principal virtud es la pureza moral. En general, los principales periodistas argentinos se preocupan antes que nada por mostrar que sus dichos surgen de la integridad, la honestidad, e incluso el coraje. Pocos se preocupan por las virtudes propiamente profesionales como la coherencia argumental, el manejo de la información y la neutralidad valorativa. Como consecuencia, los debates periodísticos terminan centrándose en la persona del periodista y en su entereza moral, y no en el contenido de lo que los periodistas dicen. No se discute lo dicho sino las razones por las que se lo dice, la honestidad o deshonestidad del que lo dice, si se condice o no con lo que dijo antes, y demás. Esto a la vez refuerza la des-profecionalización del periodismo. Y finalmente terminamos en debate tras debate sobre las virtudes morales de personas que vaya a saber uno por qué nos resultan tan interesantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada