jueves, 30 de septiembre de 2010

Hebe es inobjetable

Los sectores duros de la coalición kirchnerista han salido a restarle importancia a los dichos de Hebe. Los funcionarios del gobierno no han tomado distancia. Barone recurre a un argumento frecuente: sea lo que sea que dijo Hebe, los enemigos del gobierno han dicho cosas igualmente malas, pero sin la legitimidad que posee Hebe a partir de su lucha contra la dictadura. La cuestión es que no importa lo que se dice, sino quién lo dice. A los enunciados se los lleva el viento, pero la nobleza espiritual es un poco más duradera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada