miércoles, 2 de marzo de 2011

Bien Cristina

Excelente decisión de Cristina ordernarle a Horacio González, quien parece haber olvidado que es funcionario del gobierno, que retire su solicitud de que Vargas Llosa no exponga en la inauguración de la Feria del Libro. La Presidenta pudo ver lo que los ideólogos de Carta Abierta no pueden: que una sociedad y un gobierno que dicen apoyar el pluralismo de ideas, no deberían alamarse por que alguien exprese las suyas. Es lamentable que los "intelectuales", que como tales deberían representar el grupo más abierto y tolerante dentro del sector político al que pertenecen, deban recibir una lección de tolerancia desde la máxima autoridad del poder político.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada